Presentación

Los profesores se desenvuelven en su espacio profesional fundamentalmente como formadores. Sin embargo, es necesario incorporar la idea de que en el Colegio de Bachilleres, como en cualquier otra institución educativa, no sólo los jóvenes son los destinatarios esenciales de la formación y el aprendizaje, sino que los profesores son también sujetos de aprendizaje en la institución.

 

Esta doble condición en su ejercicio profesional, ser formador y ser sujeto en formación, ofrecen un matiz a la perspectiva que se tiene sobre el conjunto de personas y procesos que se desarrollan en las escuelas. Transmitir y construir esta perspectiva constituye un aprendizaje en las instituciones y promueve el desarrollo de la cultura colaborativa, en donde de diversas formas y en distintas direcciones se busca el aprendizaje de todos los actores educativos.

 

Desde esta perspectiva, la formación docente constituye una acción igual de relevante que la educación de los alumnos, en tanto que juega el papel de soporte de ésta y es un motor para impulsar a los planteles escolares hacia niveles mayores de calidad en el servicio educativo que ofrecen.

 

La formación docente puede desarrollarse desde diferentes perspectivas epistemológicas y sociológicas, es decir, su concepción y desarrollo están vinculados con la manera en que construyen su conocimiento pedagógico y sus habilidades prácticas de enseñanza, así como con la forma en que aprenden a partir de reflexionar con sus colegas sobre sus prácticas diferentes y coincidentes.

 

En este sentido, las acciones de formación dirigidas a los docentes de los planteles del Colegio de Bachilleres, contribuyen a lograr propósitos de mejoramiento de la comprensión del currículum, de profundización de contenidos disciplinares y de manejo competente de herramientas didácticas, que permitan la construcción de conocimientos significativos por parte de los alumnos, de desarrollo de habilidades sociales, comunicativas, de pensamiento lógico, laborales y emocionales, entre otros tantos más, de competencias para el manejo de las nuevas tecnologías del conocimiento y la información.

 

El profesor requiere aprender de cada situación a la que se enfrenta, por lo que su experiencia es fundamental si toma como objeto de reflexión su propia práctica, con el propósito de mejorarla y transformarla.

 

Toda acción formativa es una oportunidad para el desarrollo profesional docente. En este sentido, las acciones de formación que lleva a cabo la Dirección General del Colegio de Bachilleres, tienen el propósito de enriquecer el desarrollo profesional, a partir de la revisión y análisis de la práctica docente y de la problemática que enfrentan en las aulas.

 

De acuerdo a lo anterior, se espera que estas acciones constituyan una actividad valiosa y enriquecedora para los académicos del Colegio de Bachilleres, interesados en mejorar su formación y de esta manera, fortalecer su desarrollo profesional.

 

 

Propósito

Proporcionar formación continua y actualizar, el proceso de desarrollo del personal docente

 

Misión

Formar ciudadanos competentes para realizar actividades propias de su momento y condición científica, tecnológica, histórica, social, económica, política y filosófica, con un nivel de dominio que les permita movilizar y utilizar, de manera integral y satisfactoria, conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, pertenecientes a las ciencias naturales, las ciencias sociales y a las humanidades.

 

Visión

Ser una institución educativa con liderazgo académico y prestigio social, con estudiantes de excelencia, comprometidos consigo mismos y con su sociedad; en instalaciones bien equipadas, seguras y estéticas, con procesos administrativos eficientes que favorezcan la formación de bachilleres competentes para la vida.